Dueño de un imperio mundial, Jorge Paulo Lemann innova e invierte en tecnología

Dueño de un imperio mundial, Jorge Paulo Lemann innova e invierte en tecnología

El hombre más rico de Brasil - sócio de gigantes como la cervecera AB InBev, la red Burger King y la compañía de alimentos Heinz - Lemann diversifica cartera e invierte en empresas como la red social Snapchat y la de aplicaciones de internet Movile.


Propietario de una fortuna estimada en alrededor de US$ 30 mil millones, el empresario Jorge Paulo Lemann, controlador de la AB InBev, la mayor cervecera del mundo, la cadena de comida rápida Burger King y Heinz, se ha hecho conocido de los consumidores brasileños por unir las marcas Brahma y Antarctica, en 1999, lo que originó la creación de AmBev. Años antes, cuando aún estaba al cargo del banco Garantia, ya hacía disparos certeros siempre olfateando un gran negocio en la llamada economía real. A sus 76 años, Lemann, por delante de un imperio de marcas globales emblemáticas a través del fondo 3G, marcha para convertirse en un importante inversor en empresas de innovación.

No hay límites a la ambición de uno de los empresarios más grandes del mundo. En mayo, Lemann se ha convertido en uno de los inversores de Snapchat, la red social de fotos y videos, con 150 millones de usuarios diarios, cuyo valor de mercado es de aproximadamente US$ 22 mil millones. Su entrada en este negocio fue a través del fondo Innova Capital, que es uno de los inversores. La cantidad aportada en Snapchat, que recaudó US$ 1.8 mil millones en una ronda de inversión desde hace tres meses, se mantiene confidencial.

La entrada de inversores globales tradicionales en las empresas de tecnología sorprendió al mercado. Así fue con el multimillonario estadounidense Warren Buffet, de la Berkshire Hathaway, socio del empresario suizo-brasileño en Heinz y Kraft (que se unió a las operaciones en el año 2015), que decidió invertir, en mayo, alrededor de US$ 1 mil millones en acciones de la gigante Apple.

Nada indica que Lemann vaya a cambiar radicalmente el perfil de sus inversiones. Pero las últimas etapas del empresario, que vive en Suiza y se sabe por cavar más profundamente en todos los negocios en los que pone su dinero, muestran que mientras la orquestación de la fusión de su gigante AB InBev, propietaria de las marcas Stella Artois y Budweiser, con SABMiller, también diversifica operaciones en diferentes empresas, como la recién creada red de panaderías Benjamin; la Dauper, de ingredientes alimenticios y galletas; la compañía de aplicaciones de internet Movile, dueña de iFood y Playkids; Diletto (fabricante de paletas de helado premium); y otras tres compañías de software. También es inversor de otros fondos, como el Gera, de educación.

Estas inversiones consideradas "fuera de la curva", incluyendo el Snapchat, fueron realizadas por el fondo de inversión Innova Capital, administrado con mano de hierro por Veronica Serra, que hace parte de la junta mundial del Endeavor, una de las organizaciones de apoyo a la iniciativa empresarial. Es a través de este fondo de gestión activista, que tiene varios inversores de peso - incluyendo Marcel Telles, socio del empresario en 3G -, que Lemann identifica oportunidades fuera de la economía real y diversifica su negocio.

Un inversor con ninguna prisa de gastar dinero

Igual que en la inversión directa, se hacen las contribuciones de los fondos Innova con calma y después de mucha investigación sobre las compañías.

No hay inversión del empresario Jorge Paulo Lemann, socio del fondo 3G, controlador de un imperio de las principales compañías globales tales como AB InBev, Burger king y Heinz / Kraft que se haga de la noche a la mañana. Al igual que en las grandes empresas, la toma de decisiones para entrar en las compañías más pequeñas, consideradas "fuera de la curva", está muy bien planeada, como averiguó el "Estado".

Con estilo marcado principalmente por la meritocracia, la reducción de costes y planes a largo plazo, la filosofía de Lemann (que tiene Marcel Telles y Beto Sicupira como socios del fondo 3G), puede ser replicada en diversos tipos de negocios, de acuerdo a las fuentes.

En el caso de aplicación de mensajería instantánea Snapchat, el fondo Innova Capital, en el que Lemann es un inversor, se estima que la empresa, con sede en California, ofrezca un gran potencial de crecimiento en Brasil. Con el perfil activista, el fondo no se da por satisfecho en participar en sus apuestas sólo con capital. A él le gusta influir en la gestión y participar en las decisiones, a pesar de no ser el socio mayoritario del proyecto.

No es de extrañar que, en mayo, Lemann tomó un curso en la Singularity University, ubicado en el Centro de Investigación de la NASA, en Silicon Valley (California) para aprender acerca de la innovación y tener una mejor comprensión de la lógica de las empresas de este sector.

La inversión en tecnología, sin embargo, ha comenzado hace unos años. El Innova invirtió en la compañía de aplicaciones Movile en 2014, en la creencia en el potencial del desarrollador brasileño, fundado en 1998 y ahora propiedad de la empresa sudafricana Naspers - la misma que posee el Buscapé. En los últimos años, ha sido Movile a realizar adquisiciones y en la actualidad es propietaria de aplicaciones importantes, como iFood y Playkids, que ya tienen operaciones fuera de Brasil.

De las ocho empresas invertidas por Innova, otras tres operan en el sector de la tecnología, tales como Accera, empresa nacional especializada en soluciones de gestión de la cadena de suministro, que tiene participación minoritaria en Visor, de inteligencia de mercado; y TradeForce, de gestión y trade marketing.

Sin embargo, el fondo también invierte en negocios de economía real, de tamaño pequeño, pero con un gran potencial de crecimiento. Es el caso de la red de panaderías Benjamin, con 12 unidades; la Diletto (fabricante de paletas de helado) y Dauper (productores de alimentos y galletas).

En Benjamin, Innova ha entrado en agosto de 2015, en asociación con la gestora Península, del empresario Abilio Diniz, ex-propietario del Grupo Pão de Açúcar (GPA) y accionista del Carrefour global y BRF. Los dos mega-inversionistas creen que la red puede convertirse en una de las mayores del país, ya que es un mercado fragmentado.

Para entender cómo funciona este sector, Abilio, Lemann y los gerentes de Innova hicieron, juntos, visitas a grandes redes de panaderías en California. "Ahora, la gente broma acerca de cuando la red de panadería llegará a 5.000 unidades, un cobro de Abilio, y cuando lleguen a su primer US$1 mil millones, un objetivo de Lemann", dijo un empresario al "Estado".

En la trayectoria de éxitos de Lemann, no todas las inversiones lograron. Uno de estos casos es lo del ferrocarril más grande del país, ALL (hoy Rumo-ALL), donde el "equipo" del 3G invirtió cuando todavía hacía parte del GP Investments. La misma lógica fue utilizada en la gestión de negocios, pero, de acuerdo a las fuentes, no dieron los mismos resultados. En los EE.UU., el 3G ha llegado a aplicar capital en la CSX, de la misma rama, en 2007, pero renunció el contrato en 2011, después de no poder comprar el control de la empresa.

Desafío. Cuando la inversión de Innova en Snapchat se hizo pública, en mayo, el mercado se mostró sorprendido por la audacia de Lemann. "El reto de Lemann es incorporar la filosofía de la meritocracia y la reducción de costes para una compañía de innovación", dice la periodista Cristiane Correa, autora de "Sonho Grande", que cuenta la historia del trío Lemann, Marcel Telles y Beto Sicupira.

Para Sergio Lazzarini, profesor del Insper (Institución de Educación Superior en São Paulo), la reducción de costes se utiliza más a menudo en empresas maduras de la economía real. "Ya la meritocracia se aplica perfectamente a una empresa como Snapchat. En tales casos, el incentivo para quien trae innovación y las nuevas ideas son participaciones en la empresa."

Tradução de Maria Luiza Porto